S?bado, 06 de octubre de 2007
Llega ya, por fin y despu?s de un tiempo de silencio, el segundo n?mero dedicado a la existencia, m?s que probada, de los Gnomos. Y, sobretodo, su influencia clara y directa sobre algunos de los mayores acontecimientos sucedidos en la historia de Espa?a. Si en el anterior n?mero descubrimos como las guerrillas de Gnomos participaron, de una manera destacada, en la guerra de sucesi?n espa?ola, hoy sabremos c?mo estuvieron detr?s del cambio pol?tico m?s importante del pa?s: la transici?n.

Corr?a el a?o 1954 cuando un importante Gnomo regentaba un local de alterne para Gnomos solitarios en la frontera entre Catalu?a y Arag?n. El local era muy conocido entre la comunidad de Gnomos ya que actuaba Mariola, una Gnomo de origen sueco que hac?a la danza de los siete sombreros de punta. Desafortunadamente el entonces encargado de Espa?a, Franco, ten?a que dar trabajo a unos amigos que hab?an escapado de Alemania por temas que ahora no vienen al caso.

Por esa raz?n, el encargado este empez? a construir presas y, casualmente, una de esas presas se levant? sobre el local de alterne del susodicho Gnomo. Nuestro querido amigo recurri? a las m?s altas instancias pero nadie pudo ayudarle porque, a Franco como a los locos, todo el mundo le dec?a que s?.

Al final, y harto del desamparo institucional, el Gnomo se hizo del Maquis. Esta aventura no tuvo demasiado ?xito ya que nadie le ve?a y sus audaces operaciones no surg?an demasiado efecto. Harto de esta situaci?n decidi? vengarse, as? que se puso a estudiar veterinaria para poder, alg?n d?a, hacerse cargo de la salud de Franco.

Su oportunidad lleg? m?s de veinte a?os despu?s cuando, a consecuencia de una baja en el servicio sanitario que atend?a a Franco, ?l entr? a formar parte de su equipo de confianza. En el momento menos pensado, y cuando Franco estaba fuerte como un roble, el Gnomo urdi? un astuto plan para acabar con ?l. Una noche entr? en su habitaci?n, y le puso unas gafas apropiadas para que pudiera ver la cara verdadera que ten?a Carmen Polo.

Fue tal el impacto que le produjo, que Franco entr? en una crisis m?dica de la que ya no se recuperar?a.

Seguiremos informando.
Imagen
Publicado por SmileCheshire @ 20:46