Lunes, 22 de octubre de 2007
A veces pasan estas cosas. En el ?ltimo instante se da la vuelta a la tortilla y el tercero acaba primero. El deporte es as?. No te puedes fiar hasta que la competici?n se ha acabado. Pero al margen de casualidades, suertes o fortunas, el mundial de F1 de este a?o ha llegado a las manos de aquel que m?s se lo ha merecido.

R?ikk?nen ha hecho una segunda vuelta perfecta. Ha ganado 60 de los 70 puntos posibles, ha conseguido m?s premios que ning?n otro piloto y ha estado en el momento preciso, en el sitio correcto y, sobretodo, acompa?ado por un equipo que ha sido una pi?a.

R?ikk?nen tiene la frialdad finlandesa y una actitud revolucionaria dentro del mundo de la F?rmula 1 actual. Es un esp?ritu libre, un rebelde que vive siguiendo sus propios instintos y que conduce aplicando su propio estilo de vida. Nadie mejor que ese t?mpano de hielo para arrebatar el t?tulo a dos pilotos que han perdido demasiado tiempo luchando entre ellos.

Este a?o el t?tulo es para el mejor equipo: Ferrari, y para un piloto que tiene algo que lo acerca a la gente y lo aleja de las fara?nicas disputas a las que, este a?o, nos han acostumbrado los grandes nombres de la F?rmula 1.
Imagen
Publicado por SmileCheshire @ 23:53