S?bado, 05 de enero de 2008
Algunas semanas atr?s publicaba un post sobre la profunda verg?enza que me provocaba esa cursa de locos blancos llamada Par?s-Dakar, Lisboa-Dakar o como quiera que se llame actualmente. La verdad es que esta competici?n ?deportiva? me provoca una repulsa absoluta. Finalmente, i despu?s de mantenerse en activo desde 1979, el rally parece que cerrar? las puertas definitivamente, al menos por territorio africano.
Imagen
No puedo ni quiero ocultar la satisfacci?n que me provoca el hecho de que esos veh?culos conducidos por pilotos europeos dejen de cruzar los desiertos africanos a 100 kil?metros por hora. Que sus neum?ticos dejen de romper las dunas, que su ruido deje de tronar las calles de casas de adobe, que su indignante ostentaci?n de tecnolog?a y belleza deje de humillar a los pastores que siguen luchando descalzos por encontrar un brote tierno para sus cabras. Pero, sobretodo, mi satisfacci?n reside en que ning?n africano m?s ser? atropellado por veh?culos que, en muchos casos, desconocen.

Lamentablemente (no todo puede ser alegr?a) la raz?n por la que este rally de ricos y famosos dejar? de atropellar ?frica no tiene un sentido humanitario ni caritativo. No es que los directores del rally se hayan dado cuenta de la barbaridad que supone hacer en ?frica algo que ser?a intolerable en las autopistas europeas. La raz?n ha sido el terrorismo. Una vez m?s, esta lacra que sigue incrustada en este nuevo mundo del siglo XXI, ha condicionado un acontecimiento masivo. Quiz?s no tanto el terrorismo en s?, si no el terror de los gobiernos a recibir impactos que debiliten su popularidad.
Imagen
Sea como sea, el Dakar est? al borde de pasar a la historia. L?stima que la raz?n por la que eso sucede, sea infinitamente peor que el rally en s? mismo.
Publicado por SmileCheshire @ 18:01