Mi?rcoles, 13 de febrero de 2008
Es innegable que durante los ?ltimos decenios la pol?tica americana se ha convertido en una especie de herramienta de poder que pasaba de mano en mano entre elites furibundas. Desde Reagan a Bush padre e hijo, pasando por el sudista camuflado llamado Clinton, Washington ha simbolizado los peores pecados asociados a este imperio de nuestra era. Afortunadamente, cada cierto tiempo, aparecen voces capaces de despertar algo diferente, una especie de instinto que nos deja entrever que los pol?ticos honestos de las pel?culas tambi?n pueden existir en la realidad. Si encima Hollywood te regala un video como el siguiente, ?qu? m?s se puede pedir?

Y sin prometer 400 miserables euros.
Publicado por SmileCheshire @ 0:36