Jueves, 20 de marzo de 2008
"El objetivo de la guerra no es conseguir poder y territorios, debendestruir el individualismo para conseguir una sociedad obediente, sinrecursos, para mantener así su poder." George Orwell, "1984".

Esta semana se cumplen 5años del inicio de la guerra en Irak. Una guerra llevada a cabo por unacoalición, llamada la Coalición de la voluntad, y formada por Estados Unidos,el Reino Unido, España, Portugal, Italia, Polonia, Dinamarca, Australia yHungría, además de contar con el apoyo de la República Checa, Eslovaquia,Eslovenia, Estonia, Letonia, Lituania, Malta, Chipre, Israel, Kuwait y Japón.El conflicto se resolvió en pocos meses, gracias al potencial militar de lacoalición y al decrepito ejército de Sadam Hussein, útil sólo para desfilar porlas calles de Bagdad. De hecho, la caída de la capital fue un paseo militarnorteamericano que hubiera sacado los colores al ejército más penoso del mundo.

A partir de ese momento,en una situación de final de conflicto bélico, el país ocupante puede actuar dedos formas distintas, en relación al comportamiento de la población ocupada.

Primer caso: La poblaciónocupada se organiza rápidamente, apoya sus propias instituciones, acude a laselecciones, protege sus propios recursos y el ejército extranjero abandona elpaís.

Segundo caso: Lapoblación ocupada se revela, aumentan los atentados, crece el odio entreetnias, el estado se divide y el ejército extranjero se ve obligado a quedarseen el territorio ocupado.

No hace falta ser unalumbrera para entender cuan beneficioso puede llegar a ser para un paísocupante, mantenerse en el país ocupado tanto tiempo como sea posible. Hablandollanamente: mientras más dinero invierta Estados Unidos en armas, muros,tanques y seguridad privada, más felices estarán las empresas y los bancosnorte-americanos. Es una regla de tres diabólica pero innegable: Más violenciaen Irak = Más tiempo de ocupación = Más dinero para las empresas extranjeras enese país.

Decir que George W. Bushplanificó mal la postguerra significa no entender (o no querer entender) laverdadera utilidad de un conflicto armado en una sociedad capitalista. Laprolongación de la violencia y de una guerra donde sea, y contra lo que sea, nohace más que producir dinero y, sobretodo, intereses bancarios en los dólaresque el gobierno americano debe comprar a la Reserva Federal. ¿Cuál es elprecio? ¿Soldados muertos? ¿Iraquíes muertos? Un reciente estudio comenta que,mientras en los primeros años de conflicto la guerra ocupaba un 40% de losinformativos americanos, actualmente no llega al 6%. La guerra ya no importa alos ciudadanos. Crecen con ella, saben que está ahí y que va muriendo gentepero, bueno, está lejos y no saben ni como se llaman esos que mueren. Ahorabien, esa guerra lejana sí que sigue generando ingresos infinitos a miles deempresas (terriblemente poderosas) que viven por y para guerras como la deIrak. La guerra se está ganando, pero la están ganando unos cuantos condespachos en Nueva York y Washington. 


Publicado por SmileCheshire @ 1:11