Viernes, 11 de abril de 2008

La perfección plástica es algo inabastable, indefinible y, por definición, inconcreto. Puede estar entre las palabras escogidas por Dickens, entre los versos de François Villon o en la luz pintada por Vermeer.

La perfección puede aparecer en la mano derecha de la profetisa Ana de Rembrandt o en las metáforas de Dante.

Aunque, a veces, la perfección es, simplemente, el movimiento harmónico de un atleta.


Publicado por SmileCheshire @ 12:26