S?bado, 01 de noviembre de 2008

Es muy difícil entenderlos Estados Unidos, lo que sucede en la mente de los americanos y los mecanismosde decisión que pueden empujarles a decantarse por un candidato u otro. Comomuestra de la complejidad de los problemas de ese país, cito una descripción deun colegio de Ohio recogida en un artículo de La Vanguardia. “La escuela tienea sueldo a dos policías con pistolas, que son requeridos con frecuencia paraponer orden en las clases. Es un centro educativo reservado a varones, todoscon menos de diez años.”

Es difícil, teniendoproblemas tan apremiantes como este, intentar extraer conclusiones a groso modode lo que “preocupa a los americanos”. Es más, a pesar de poder especular sobresus preocupaciones, sería una labor imposible descifrar qué soluciones creenellos que pueden aportarles McCain u Obama. Dos personajes de perfilessorprendentemente diferentes de los que nos han venido en Europa los últimosmeses.

Esta campaña electoral,que ya toca a su fin, ha sido la campaña de un blanco que se ha intentado hacerpasar por negro con un éxito brillante. La campaña de una derechista que intentójugar el papel de su feminidad para ganar el voto de izquierdas (me refiero aHilary Clinton, por supuesto). Ha sido la campaña de un veterano del Vietnamacusado de liberal y con un inusual récord de votos en contra de decisiones desu propio partido, pero con mucho menos carisma que Obama. La campaña de unamujer de Alaska ignorante y que dejó que vendieran su fanatismo surgido de lacaverna intelectual, como una gran virtud para captar el voto de la Américaprofunda.

Ha sido la campaña en la que más claramente se hadiseñado un candidato atractivo para las masas, y se le ha colocado delante delpartido como un títere carismático. Ha sido la campaña de la fachada, una vez más.Y, por supuesto, también una vez más, los europeos seguimos sin entender América.Más de una vez he oído decir: “Si Europa votara, Obama ganaría”. Pues qué raro,teniendo en cuenta que en Europa manda gente como Merkel (derecha cristiana),Berlusconi (extrema derecha), Sarkozy (derecha popular), el irlandés BrianCowen (derecha conservadora), el polaco Donald Tusk (centro-derecha), el holandésJan Peter Balkenende (derecha cristiana) o el belga Yves Leterme (tambiénderecha cristiana) Que alguien me avise cuando un político negro gobierne unapotencia europea. Ah, por cierto, todos blancos.

Time for some campaignin'

Tags: política, EUA, Obama, Mccain

Publicado por SmileCheshire @ 17:43