Viernes, 17 de abril de 2009
Hay algo en el alma de los intérpretes que convierte la música en un arte especial. Las notas, las partituras, los acordes... todo es mejor, más intenso y menos aburrido cuando más sincero es aquel que lo interpreta. Por eso los gitanos hacen buena música. Porque es lo que se ve, sin artificios. Hay lo que hay y punto, señora.

Afortunadamente el gitanismo musical, los instrumentos vividos, la simplicidad rítmica y el brillo en los ojos se pone de moda poco a poco. Parece que la gente vuelve a emocionarse con una comparsa de calle interpretando temas que les salen de dentro. Sin mezclas de sonido ni un productor americano soplándoles consejos idiotas al oído. Un buen ejemplo son "Los Colorados", una banda ucraniana que pone la tradición de Europa del este al servicio de temas prefabricados como Hot 'n' cold de Katy Perry.
Os dejo las dos versiones. La original y la del bomba, platillos y pandereta.

Escuchadla y haceos dos preguntas: 1. Quien duerme en una cama de agua dentro de una mansión a 80 kilómetros del mundo real y 2. Cual de los dos intérpretes ganaría una pelea callejera.

Yo apuesto por los señores de la sábana verde.


¿Qué tal?
Publicado por SmileCheshire @ 1:09